GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO

Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA



SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger

Blanquea tu ropa con aspirina




¿Por qué utilizar aspirinas para blanquear la ropa y remover las manchas?
En los últimos años se ha comprobado que la aspirina tiene otras aplicaciones en el hogar, aparte de ser el analgésico y anticoagulante por excelencia.

Si bien todos saben que es uno de los mejores medicamentos contra el dolor y el malestar general, algunos no se imaginan que también puede ser útil para las tareas de la casa.

Sus principales aplicaciones, incluyendo las medicinales, se le atribuyen a su alto contenido de ácido salicílico, una sustancia orgánica que tiene múltiples reacciones.

En este caso especial, penetra en profundidad sobre los tejidos de las prendas blancas y manchadas, y consigue remover el percudido y darles un aspecto renovado.

Está recomendada sobre todo para las camisetas marcadas por la absorción de sudor, pues sus activos eliminan las sustancias acumuladas y el molesto tono amarillento.

¿Cómo utilizar aspirinas para quitar las manchas y blanquear la ropa?
Aunque durante mucho tiempo lo ignoramos, la mejor solución de lavado estuvo escondida en el cajón de las medicinas.

El método de limpieza con aspirinas es un remedio muy interesante para recuperar el tono brillante de la ropa blanca, o bien quitar las manchas oscuras de las prendas de color.

Ingredientes
5 aspirinas de 325 mg
2 litros de agua

¿Qué debes hacer?
Cada vez que notes que tu ropa está adquiriendo un tono grisáceo o amarillento, disuelve cinco aspirinas de 325 mg en dos litros de agua caliente y sumerge las prendas.
Una buena opción es triturar las pastillas antes de agregarlas en el agua caliente para facilitar su combinación.
Tras obtener el producto, asegúrate de dejar las prendas en remojo durante 8 horas o toda la noche.
Observa que la ropa quede bien sumergida en el agua; de no ser así, agrega otra cantidad de aspirinas disueltas en más agua.
Otra forma útil de darles esta aplicación es añadiendo las pastillas a la lavadora, pero dejando que se disuelvan primero en agua.
Pasado el tiempo de remojo aconsejado, saca la ropa, enjuágala en el ciclo habitual de la lavadora y ponlas a secar al sol.

En caso de manchas de sangre
¡Ojo! Si las manchas de las prendas son de sangre disuelve la aspirina en agua fría antes de ponerlas a remojo.

No intentes con el método de agua caliente porque las proteínas de la sangre se fijan en los tejidos y, por lo tanto, será más difícil remover la totalidad de la mancha.

Asegúrate de humedecer la prenda con agua fría y, si la mancha ya está seca, frótale las aspirinas de forma directa.

Espera a que actúe un par de horas y procede a lavarlas como de costumbre.

Es muy probable que el aspecto rojizo o marrón no se quite con la primera lavada, pero poco a poco se irá reduciendo hasta desaparecer por completo.

Evita aplicarle varios productos al mismo tiempo porque puedes debilitar las telas y ocasionarle alteraciones irreversibles.

Ten paciencia y repite el mismo método varias veces hasta conseguir los resultados esperados.

Fuente: este post proviene de Vuestro Lugar Favorito, donde puedes consultar el contenido original.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified